TAPA DIARIO UNO


Ballestena Senador


EL DIPUTADO “K” JORGE BARRETO FUE DENUNCIADO POR MALTRATO, CLIENTELISMO Y ESTAFA IDEOLÓGICA.

b_450_400_16777215_00_http___www.santaelenadigital.com.ar_images_junio_jorgebarreto.jpgCuatro ex militantes de la Corriente Nacional Martín Fierro en Entre Ríos, que lidera el diputado nacional Jorge Barreto, denuncian maltrato laboral, irregularidades con una fundación, clientelismo y “estafa” ideológica. Sostienen que el santaelenense y kirchnerista, que apoya la Intendencia de Silvio Moreyra en el municipio paceño pero vive en Paraná, los “envolvió” con palabras y promesas, sacó provecho de su juventud, vulnerabilidad económica y disposición al trabajo para plantear permanentes demandas laborales.

Eso -dicen los ex militantes-, entre otras cosas, les impidió continuar sus estudios y hasta les trajo problemas psicológicos y psiquiátricos que actualmente requieren tratamiento.

Jorge Rubén Barreto quiere repetir su mandato en el Congreso nacional. Hasta allí llegó en 2013, porque quedó en el tercer lugar de la lista de candidatos a diputados del Frente para la Victoria (FpV). Dos años antes había participado de una contienda paranaense, cuando fue colocado en el noveno lugar para la lista de concejales de Blanca Osuna.

Actualmente Barreto tiene 39 años. Nació en Santa Elena, pero hace varios años que vive en Paraná. En su momento, cuando fue anunciado como candidato a diputado, la prensa especializada de la capital provincial lo colocó como un “militante de base”, perteneciente a la agrupación nacional. Se contó que Barreto “cumplió funciones” en la sede paranaense del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, cuando era conducido por Alicia Kirchner, y que después integró el Centro local de Acceso a la Justicia, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación.

En 2013 fue anunciado por el entonces gobernador Sergio Urribarri como el tercer candidato a diputado nacional por el FpV, junto a Carolina Gaillard y Lautaro Gervasoni. Desde entonces integra el selecto grupo de legisladores que representan a la provincia en el Congreso nacional.

Cuando llegó al parlamento, Barreto fue acogido por el diputado y ex intendente de Paraná, Julio Solanas. Según el registro web de la Cámara de Diputados de la Nación, aparece como firmante de varios proyectos desde que asumió, sobre todo en cuestiones vinculadas a legislación laboral, como la iniciativa de la Emergencia Laboral que impulsó a principio de 2016. También el año pasado resaltó en el grupo de legisladores nacionales por Entre Ríos como el que más faltó, con cinco inasistencias.

Barreto se define a sí mismo como “un grasa militante”, defensor de las causas de los más humildes y trabajadores de a pie. Siempre respondió al kirchnerismo, aunque no reniega del peronismo.

Después de que Gustavo Bordet asumiera como gobernador, buscó la articulación con los legisladores nacionales entrerrianos para definir una agenda. Pero Jorge Barreto no fue convocado a esa reunión con el mandatario entrerriano y quedó afuera de la coyuntura. El año pasado, a ese encuentro sólo asistieron Carolina Gaillard y Lautaro Gervasoni. La lectura política que hizo el periodismo sobre ese acontecimiento, puso el foco en la postura que había tomado Barreto con el proyecto de Cambiemos, sobre blanqueo de capitales y pago de sentencias a jubilados que reclamaban actualización de haberes. El santaelenese, junto a Solanas y Juan Manuel Huss no otorgaron el voto a la iniciativa oficial, y eso pudo haber jugado en contra de la relación que Bordet pretende mantener con el gobierno nacional. Ese hecho, además, fue como marcar la cancha, porque lejos de la moderación, Barreto está abiertamente enfrentado al oficialismo nacional y reniega del vínculo que sostiene la conducción entrerriana con la Casa Rosada.

 

Fuente: Revista Análisis