TAPA DIARIO UNO

Ballestena Senador


BAHLER: “LA ALIANZA ENTRE BUSTI Y BORDET HACEN QUE EL FRENTE SOMOS ENTRE RÍOS SEA UN AMONTONAMIENTO”

b_450_400_16777215_00_images_setiembre_bahler.jpgEl diputado provincial Alejandro Bahler (Frente Renovador) sostuvo que el gobernador Gustavo Bordet “no puede enderezar el rumbo de la provincia ni conducir el Partido Justicialista (PJ)” y cuestionó la alianza electoral del oficialismo con el sector del peronismo que conduce el ex gobernador Jorge Busti. “Es una puesta en escena que busca que siga el pacto político judicial que se instauró en 1987”, aseveró, antes de calificar al Frente Justicialista Somos Entre Ríos como “un amontonamiento y una lista de candidatos que perdieron en sus ciudades”.

En un comunicado de prensa enviado a este medio en el que se refirió “al relanzamiento de la campaña del Frente para la Victoria”, Bahler expresó que “la unidad del peronismo es una puesta en escena y una especie de unión transitoria de empresas (UTE) que busca que no se acaben los 30 años de bustismo y que siga el pacto político judicial que instauró en 1987 el tres veces gobernador”. Para el legislador, “lo siguieron, con la honrosa excepción de Mario Moine, sus sucesores peronistas”.

El diputado señaló que no se siente “menos peronista que ninguno de los que integran el Frente Justicialista Somos Entre Ríos”, espacio al que consideró “un amontonamiento y una lista de candidatos que perdieron en sus ciudades”.

“Bahillo perdió por paliza, Cresto mano a mano quedo detrás de Benedetti, Zavallo jamás gano una interna en Viale, Galliard y Gieco recibieron sus sendas bofetadas electorales en sus departamentos”, repasó.

Respecto de Busti, “quien en 2009 ya unió al peronismo y fue jefe de campaña de la derrota que le aseguró una banca kirchnerista a su esposa, que renovó con el PRO en 2013”, indicó Bahler que “vuelve a querer oficiar de mariscal de la derrota”.

“Yerra estrepitosamente Bordet al querer unir al peronismo con la figura del ex caudillo, ya que es el artífice de tantos odios y heridas sin suturar en el PJ”, añadió, al tiempo que pidió al mandatario “ejercitar la memoria”.

“Busti retiró a dirigentes de la talla de Jaime Martínez Garbino y Mario Moine, con quien podremos compartir o no sus decisiones de gobierno pero fue el único que se cruzo a Tribunales a denunciar un funcionario propio por corrupción. Luego, en 2003, hizo que Emilio Martínez Garbino se fuera. En 2005 hizo lo propio con Maya para, en 2006, implosionar el partido con la ley Castrillon y dinamitarlo definitivamente en 2007 con la lista de Solanas y Cresto”, enumeró el diputado. “En 2009, nuevamente Maya y Alasino por afuera. En 2011 tomando de su propia medicina sufrió la ley Castrillón y tuvo que ir por afuera. En 2013 llevó a su mujer al PRO y en 2015 fue vice del tránsfuga de Fuertes, para hoy volver y querer erigirse como la piedra basal del peronismo unido”, acotó.

“Lo que el peronismo necesita después de octubre es una nueva conducción, volver a las bases, enamorar nuevamente al electorado, con participación de las unidades básicas, incorporar a compañeros valiosos que se fueron por la maquiavélica conducción del bustismo, pero con la estrategia actual un triunfo seria no solo un aborto de la naturaleza, sino que lo catapultaría, a Bordet, directamente al Nobel de química por haber logrado distintos resultados con las mismas técnicas y elementos”, concluyó con ironía.

 

Analisis Digital