TAPA DIARIO UNO


Ballestena Senador


EMILIO “KETE” CASTRILLÓN ES EL NUEVO PRESIDENTE DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA

b_450_400_16777215_00_http___www.santaelenadigital.com.ar_images_noviembre2017_castrillon.jpgLa votación quedó cinco a cuatro a favor de Emilio Aroldo Castrillón para conducir el Superior Tribunal de Justicia (STJ), según se informó a ANÁLISIS DIGITAL. En tanto, Susana Medina de Rizzo quedó como vicepresidenta. Ambos estarán al frente del cuerpo durante el período 2018-2019. La elección se produjo este miércoles. Castrillón se impuso ante el vocal Carlomagno por cinco votos sobre cuatro. De esta manera, desde los primeros días de diciembre reemplazará a Claudia Mizawak, quien cumplirá dos mandatos consecutivos al frente del Poder Judicial provincial.

Los nueves integrantes del Superior Tribunal de Justicia (STJ) se reunieron para votar la nueva conducción del cuerpo este miércoles. De la elección salió Emilio Castrillón como el nuevo titular para el período 2018-2019. Según la normativa que rige al Poder Judicial provincial, el mandato es por dos años y la elección se da entre los nueve vocales del Superior: Carlomagno, Castrillón, Medina de Rizzo, Claudia Mizawak (presidenta saliente), Bernardo Salduna, Omar Carubia, Miguel Ángel Giorgio, Juan Ramón Smaldone y Leonor Pañeda.

Susana Medina de Rizzo, Juan Ramón Samaldone, Bernardo Salduna, Claudia Mizawak y el propio Castrillón sumaron puntos para el conductor electo. Por otro lado, Miguel Ángel Giorgio, Leonor Pañeda, Daniel Carubia y Carlomagno sumaron sus votos a favor de Carlomagno.

En las últimas semanas circularon versiones sobre la votación del STJ. Una de ellas indicaba que había un empate entre Castrillón y Medina de Rizzo, y que esta última podría convertirse en la próxima presidente del STJ si se vota a sí misma -como lo hizo Mizawak en 2013-. La otra versión que circuló fue que las posibilidades de la magistrada fueron en declive, y que tomó cuerpo un empate entre Castrillón y Carlomagno.

En entrevistas periodísticas, Castrillón señaló que “le vendría bien una renovación” al Poder Judicial entrerriano y “un poco de aire fresco”, y también expresó su desacuerdo “con la conducción”. El ahora flamante presidente del cuerpo, desde aquel entonces ya manifestaba su deseo de conducir el Poder Judicial entrerriano para “demostrar” algo “distinto”.

Lo dijo hace aproximadamente un año atrás, antes de la crisis que vivió el cuerpo por las denuncias y sospechas de corrupción que terminaron con el juicio político y eyección de Carlos Chiara Díaz, en febrero de este año. Luego de eso, se intentó un juicio político a Claudia Mizawak, pero los legisladores entrerrianos no lo permitieron. Las acusaciones fueron similares en ambos casos.

Esa crisis no cesó con los duros cuestionamientos en la Legislatura provincial a la cúpula del Poder Judicial. Actualmente, las investigaciones por causas de corrupción política que en pocos casos han llegado a juicios orales, son uno de los flancos más observados y criticados a nivel mediático y por parte de distintas organizaciones sociales o representantes de la sociedad civil.

 

Análisis Digital