EN VIVO


radioarg.com <http://www.radioarg.com/>

WILFREDO CABALLERO PALPITÓ SU RETIRO DEL FÚTBOL PROFESIONAL

b_300_300_16777215_00_images_enero2019_caballero.jpeg

A sus treinta y siete años de edad, Wilfredo Caballero se mantiene en la élite del fútbol mundial. Recientemente, el arquero renovó su contrato con el Chelsea inglés, que tiene varias competencias por delante, entre ellas la UEFA Champions League. En una entrevista con Enganche, el argentino palpitó su retiro e hizo un balance de su gran carrera en la disciplina.

“El fútbol me sigue. Claro. Vivo por el fútbol y lo consumo cada vez que puedo. Mis hijas no me dejan retirarme. Muchas veces bromeo en casa con que va a ser mi último año en el fútbol y me dicen que no voy a poder vivir sin él. Que necesito jugarlo, verlo en la televisión o saber qué está pasando. Es lo que me gusta, analizar y ver qué hicimos bien y qué hicimos mal”, comenzó diciendo el oriundo de Santa Elena.

Sin embargo, el portero no niega que sus últimos días en lo más alto se acercan. “Yo sé que cada momento que pasa lo tengo más cerca. Lo lindo es que sigo en un gran club y que me conservo físicamente, que es algo importante para poder soñar con seguir un poco más y con, a su vez, hacerlo bien. Hoy estoy bien para continuar, pero en el fútbol nunca se sabe, porque nunca sabés dónde vas a estar. Me gustaría seguir en el fútbol después del retiro, pero debo aprender mucho para eso”, comentó.

En tanto, Willy valoró a los directores técnicos que tuvo en su inmensa trayectoria. “Tuve suerte con los entrenadores. Empecé con Carlos Bianchi, un ganador nato. Tuve a José Pekerman, que nos bancó mucho a los jóvenes. Tuve a Marcelo Bielsa, del que nadie puede hablar mal. Y yo tampoco. Tuve a Manuel Pellegrini, un entrenador que juega muy bien. Pep Guardiola, que es el mejor enseñando y entrenando. Está visto cómo juegan sus equipos. Tuve a Antonio Conte, que es otro triunfador. Vaya suerte la mía”, destacó.

Consultado acerca de su estilo de juego predilecto, Caballero fue contundente: “No hay una sola manera de jugar al fútbol. Ese es un pecado que tienen los jugadores salidos del Barcelona, que conciben una sola manera de ganar, porque es la que siempre practicaron. Hay más cosas que esas. A veces podés elaborar. Otras crear. Otras no. Eso te lo enseñan los entrenadores. Así evoluciona el fútbol. O sería todo como hace treinta años. Me encanta pensar en encontrarle la vuelta a un equipo que la tiene. Porque lo viví en contra, claro. Sobre todo contra equipos de gran talento como el Barcelona o el Manchester City. Me gusta no esconderse ni meterse atrás”.

Por otro lado, el arquero de los Blues dejó en claro que, de su carrera futbolística, lo que más rescata es su relación con sus afectos y con sus colegas. “El éxito es cuando viene un compañero, te da un abrazo y te dice que te lo merecés. Esa gente que valora el esfuerzo te hace sentir lo que es el éxito. Hay gente que piensa que el éxito es ganar títulos. Para mí es conservar a mi familia como la conservo. Los objetivos siempre están, eh. Pero el haber pasado tantos años en Segunda División me hace considerar distinto a todo. Nosotros éramos considerados jugadores de segunda mano, que no dábamos la talla para lo máximo. Y hoy me cruzo con muchos de ellos en las mejores ligas, los abrazo y les digo que se lo merecen, claro”, puntualizó.

Para finalizar, Wilfredo aseguró que, aunque su retiro se avecina, siempre estará ligado al fútbol: “Me va a acompañar por siempre. Acá en el Chelsea, en la mesa de mi casa, en un bar y en cualquier lado. Juntarme con amigos jugadores a ver fútbol y analizarlo me sigue atrapando. Lo que más sueño es con que mis dos hijas tengan felicidad y disfruten. Que puedan crear una linda familia. No tengo sueños de títulos, ni partidos, ni jugadas, porque antes los tenía y me hacían más egoísta. Me pongo metas, pero mis sueños están en ellas. No todo termina en un campeonato”, sentenció.

 

SANTA ELENA DIGITAL-.