Un lugar inexpresivo y casi desapercibido, vuelve a tomar vida en Santa Elena

Llegamos a un nuevo fin de semana, el primero del mes de octubre, para la ciudad de Santa Elena no es simplemente uno más, sino que con él se cumple el Aniversario Nª 151 de la ciudad, cruzando el arco de acceso al ingreso allí hay un lugar casi inexpresivo que con el transcurrir del tiempo hasta pasa desapercibido para muchos, pero está ahí, fue construido para dar vida a una actividad deportiva específica.

¡Llegó la primavera!, con ella vienen recuerdos y nostalgias, –allí estuvo el CAMPEÓN– recordaremos por siempre, nos visitaba sin que nadie se entere para utilizarlo y seguir marcando historia en su deporte favorito, hasta que un día se despidió para siempre, se fue el Grande y quedaron los mejores recuerdos entre nosotros.

Este lugar ubicado al ingreso de la ciudad, único en la costa del Paraná, parecía haber sentido la partida del más grande, -su amigo- y vimos caer una parte del peralte sur; el escenario más importante del norte entrerriano se derrumbaba, como sintiendo aquella partida hacia el más allá.

Pero el deporte nunca muere, un día resurgió como si fuese una leyenda para agregar a la historia de la ciudad, lo vimos rearmarse, la pista no tiene aún la participación de quienes practican ese deporte, pero está ahí esperando el día o cuando Dios lo disponga para vestirse de gala nuevamente.

Con enorme alegría este jueves por la noche vimos encenderse nuevas luminarias como si fuese un haz de luz de alguien que siempre estuvo en este lugar, se iluminó el velódromo se escuchó decir, rápidamente vinieron los elogios, la admiración, ahora parce ser que el día de la gala está cada vez más cerca.

Muchos soñamos con que vuelva a sentirse nuevamente la pasión del ciclismo en toda Santa Elena.

Hace unos años, el deporte del pedal tuvo un inicio muy intenso, se corría en las calles de la ciudad porque no tenía un lugar fijo donde realizarse las competencias, después de haberse construido el velódromo fueron muy pocos los desafíos que se llevaron adelante, se resquebraja por el paso del tiempo y se lo volvía a reparar.

Ahora esperamos volver a sentir el crujir de cadenas o el zumbido que generan las finas ruedas de los ciclistas que con mucha fuerza buscan tomar ventajas de sus adversarios deportivos.

Se aproximan los días de mayor actividad ciclística en la argentina, las competencias nocturnas son las ideales, la pista está en condiciones, el velódromo iluminado totalmente, -ya no hay excusas para que el deporte del pedal vuelva a rodar con intensidad-.

La postdata en una carta es la anotación que se le agrega al final:

P./D.: Con mucho entusiasmo esperamos la noticia, que el ciclismo vuelva a vivirse para siempre en la ciudad, como el “Gran Campeón – Pedro Omar Caíno” siempre lo quiso.

 

 

SANTA ELENA DIGITAL-.

 

COMENTARIOS

RELACIONADAS

Milei anunció un superávit fiscal del 0,2% en el primer trimestre del año: “Este milagro económico responde a la motosierra”

Editor

«Volver al Trabajo» y » Acompañamiento Social»: los dos nuevos programas que se desprenden del Potenciar Trabajo

Editor

Personal de Prefectura asistió a un joven que convulsionaba en la vía pública

Editor
error: Contenido Protegido !!
Send this to a friend